@COE

Teresa Portela ganó esta madrugada la medalla de plata en la final olímpica de K1 200, tras una magnífica carrera, en la que se impuso la favorita Lisa Carrington de Nueva Zelanda, mientras que la tercera posición sería para la danesa Emma Jorgensen.

A las 4:37 hora española se daba la salida de la final olímpica donde una vez más contaba con la presencia de la palista de Cangas. Desde el inicio de la prueba la neozelandesa Carrington dominaba la carrera, la lucha por los dos metales restantes se centraba entre la deportista de Dinamarca, la polaca Walczykiewicz y Teresea Portela que una vez más sacó su garra, para hacerse con una segunda posición que le otorgaba esa medalla olímpica tan merecida.

El camino hasta esta medalla no fue fácil para Portela, en las semifinales que se disputaron dos horas antes, Teresa finalizó en cuarta posición empatada con la deportista sueca Linnea Stensils. Este hecho obligó a la organización a ampliar la final a nueve participantes.

Después de seis juegos olímpicos y rozar la medalla en Londres 2012, las primeras palabras de la canguesa fueron “El que la sigue la consigue”.